Categorías: Cultura y bienestar laboralRecursos humanos

Importancia de los valores de una empresa para la coherencia empresarial

Publicado: 10 de mayo de 2024

Importancia de los valores de una empresa para la coherencia empresarial

¿El éxito de un negocio es por lo que se dice o hace? 

Al final todo se gesta desde la visión y coherencia de sus dueños, ya que deben definir y reflejar claramente sus creencias, valores y sincronizar sus objetivos personales en el negocio. Para que una empresa prospere, sus líderes deben entender a fondo su visión, al mismo tiempo que mantienen la coherencia entre lo que sienten, dicen y hacen.

La pasión y la capacidad de soñar en grande motivan a la mayoría de los dueños de negocios. Su propia visión es un reflejo de sus creencias más profundas. Lo que desean hacer, crear o el tipo de legado que pretenden dejar es lo que mueve sus mentes. Estas son las preguntas que guían el rumbo de la empresa y su impacto final en la sociedad.

Otro pilar muy importante es la comunicación. El impacto en la cultura empresarial y la cohesión organizacional es significativo según lo que dice un empresario y cómo lo dice. Un storytelling convincente puede alinear a empleados y clientes detrás de un objetivo común, generando un sentido de pertenencia y trascendencia.

Pero no basta con decir si no hay una acción de por medio, por lo que es esencial que esa comunicación se vea reflejada en hechos concretos que le den sustento a la coherencia de la organización. Por ejemplo, declarar “queremos crecer como empresa” y en la acción no tener una estrategia ni equipo comercial liderando el crecimiento orgánico del negocio.

Lo que hace el empresario, las acciones específicas en las que se involucra y la realidad que crea son el resultado tangible de su visión. Una empresa sólida y coherente construye una cultura basada en valores como la resiliencia y persistencia en tiempos difíciles, el coraje ante las amenazas, el servicio, la humildad y la estabilidad emocional.

¿Cómo funciona la coherencia empresarial?

La coherencia empresarial es el resultado de sincronizar el sistema de creencias del empresario en relación a la oferta de valor y servicio a los clientes, la forma de funcionamiento y la cultura de la organización y las acciones coordinadas de las personas. Este es el foco estratégico que debe proporcionar un área de Recursos Humanos en las empresas. 

En otras palabras, es el equilibrio entre el «por qué» del negocio (las aspiraciones del empresario), el «qué» (el valor para el cliente) y el «cómo» (la ejecución organizacional en la empresa y las personas). 

Como consecuencia, este equilibrio es el que produce resultados sostenibles y concretos, no sólo para el empresario, sino para todos los miembros de la organización.

Para poder comprender este concepto con más claridad, se pueden analizar las cuatro dimensiones en las que recursos humanos debe garantizar la coherencia empresarial y cómo contribuye cada una:

Empresa

En este sentido, la estrategia empresarial debe reflejar las creencias y ambiciones del empresario. Esto produce decisiones y direccionamiento respecto a la forma que se organiza la empresa, el tipo de valores que se demuestran en el día a día, la cadena de generación de ingresos, las inversiones, cómo se enfrenta a los desafíos, etc. Una empresa coherente sigue alineada con su visión y sus valores, al tener una estrategia que asegure que cada acción tenga un propósito que conduzca al logro de los objetivos.

Clientes

La confianza y la oferta de valor percibida es la base de cualquier relación con los clientes. La coherencia empresarial implica generar valor a través de productos o servicios innovadores que satisfagan las necesidades del cliente. Es esencial que la empresa sea transparente en su comunicación, mostrando cómo sus valores y principios se reflejan en su oferta.

Cultura y Personas

Aquí, la conexión entre la empresa y sus empleados es crucial. Una cultura basada en creencias y valores compartidos crea un sentido de pertenencia y produce mejores resultados. Cuando los empleados sienten que sus propios valores están en sintonía con los de la empresa, se fomenta la colaboración y el compromiso, así como las ganas y la energía para hacer cosas diferentes, asumir riesgos y producir más. El líder debe ser el ejemplo vivo de estos valores.

Organización

La coherencia se manifiesta en la efectividad, la eficiencia y la colaboración. La alineación de una empresa bien direccionada y organizada facilita la implementación eficiente de la estrategia de negocio. Los procesos internos deben ser claros y reflejar los valores del empresario para fomentar la colaboración entre departamentos y desarrollar capacidades que impulsen el éxito del negocio.

Beneficios de la coherencia empresarial


La coherencia empresarial no es solo un ideal abstracto, sino que tiene beneficios tangibles que impactan directamente en la rentabilidad, la productividad y eficiencia de una empresa. Uno de los resultados más evidentes de una estrategia empresarial coherente es la mejora en los resultados referidos a los principales OKR (objetivos y resultados clave), como son el aumento de ingresos y la disminución de costos, la eficiencia en procesos productivos, etc. Esta consistencia permite que las empresas funcionen de manera más efectiva, se ajusten mejor al entorno empresarial y mantengan a sus trabajadores y clientes satisfechos.

La coherencia empresarial es fundamental en varios frentes para aumentar los ingresos. Inicialmente, una estrategia bien alineada con la visión y los valores del empresario da como resultado productos y servicios con propósito que satisfacen necesidades específicas del mercado. Esto facilita la retención de clientes y la atracción de nuevos, impulsando así el crecimiento de ventas para la empresa. Además, comunicar de manera coherente y transparente genera confianza, lo que se traduce en una mayor probabilidad de que los clientes compren, repitan la compra e incluso recomienden la empresa a otros.

Una empresa coherente puede optimizar sus operaciones y recursos humanos de varias formas cuando se trata de reducir costos, especialmente en cuanto a disminuir gastos innecesarios. Un ejemplo es una cultura corporativa basada en valores compartidos entre empleados, que fomenta el compromiso y minimiza las tasas de rotación, reduciendo así los gastos relacionados con la contratación y capacitación de nuevo personal. La empresa también ahorra en gastos de recursos humanos al implementar procesos claros, digitales y efectivos, lo que minimiza errores y el hecho de hacer doble trabajo o trabajo manual.

Siempre hay espacio para la mejora, en la medida que exista una visión común compartida entre todos los miembros de la organización, empezando por el empresario. Esto elimina esfuerzos duplicados y mejora la colaboración entre departamentos, lo que a su vez conduce a procesos más fluidos y a un uso eficiente de los recursos y aumentando la productividad.

Te invitamos a conocer más sobre cómo funciona la coherencia empresarial aquí.

Nos enfocamos en mejorar tus resultados de negocio, ventas y gastos de personal

Escríbenos

Comentarios

Artículo sin comentarios

sé el primero en darnos tu opinión sobre el artículo publicado

Envía tu comentario

Envía tu comentario sin preocupaciones, tus datos no serán públicos ni usados con fines publicitarios.

0 / 280